▷Todo sobre el Cultivo de la Avena▷

La avena es un cereal originario de la región europea. En sus inicios crecía en estado natural e incluso llegó a ser considerada una mala hierba dentro de los cultivos del trigo y la cebada. Actualmente el cultivo de la avena se ha esparcido por todo el mundo. Se produce con dos fines principales, el primero es el grano que sirve para preparar deliciosos platos y el segundo su masa verde como forraje para alimentar a los animales.

Cultivo de la avena

Cultivo de la avena

EL cultivo de la avena para grano

La avena es una planta de clima frío, muy sensible a las altas temperaturas sobre todo en la etapa de floración y formación del grano. Necesita de abundante humedad para su buen desarrollo porque presenta altos índices de transpiración. Sin embargo en cuanto al suelo es poco exigente ya que al presentar raíces abundantes y profundas puede extraer más nutrientes del mismo.

La avena se siembra en surcos separados por una distancia de 20 cm entre ellos. Se recomienda este marco de plantación para mantener el cultivo libre de malas hierbas con más facilidad. Suele necesitarse alrededor de 100 a 150 kg de semilla por cada ha logrando una densidad de 250 plantas por metro cuadrado.

Es importante que la floración acontezca en septiembre para obtener altos rendimientos en grano y con buena calidad. Es conveniente que durante el período crítico del cultivo en el que se define la cantidad de producto las temperaturas sean medias y la radiación solar sea alta. Evitando que en el período de llenado del grano no coincida con períodos de escasas precipitaciones.

Cuando el grano está maduro y seco, la cosecha se lleva a cabo con una trilladora de cereales. Los granos de avena se comercializan envasados en forma de hojuelas generalmente. El destino final de esta producción es el consumo humano y como insumos para la industria.

El cultivo de la avena forrajera

EL grano de avena forrajera se emplea principalmente en la alimentación del ganado. También es utilizada como planta forrajera para el pastoreo. Se emplea solo o en combinación con otros alimentos. La paja de avena está considerada como un alimento excelente para el ganado. Los caballos, las mulas, las vacas y el ganado ovino son los tipos de ganado en los que más se usa la avena como forraje.

En cuanto a los requerimientos climáticos y de suelo son muy similares a los del cultivo de la avena para granos. Prefiere los climas fríos y las zonas húmedas para su mejor desarrollo. La cosecha de la avena forrajera se realiza cuando ya está madura. Para ello se utiliza una segadora mecánica o una hoz en caso de hacer el corte de forma manual. Es muy importante realizar el corte antes de que la planta se seque totalmente para que no pierda sus nutrientes.

Cultivo de la avena

Cultivo de la avena

Plagas y enfermedades que afectan el cultivo de avena

Plagas

Tarsononemus apirifex: se trata de un ácaro que durante el espigado endurece la vaina con sus picaduras e impide la salida de la panícula. Las flores quedan estériles por lo que la producción puede bajar considerablemente en un cultivo muy infectado. Para su control debe realizarse una buena preparación del suelo y correcto abonado.

Gorgojos: la avena sufre en el granero los ataques de gorgojos aunque en menor medida que otros granos.

Enfermedades

  • Carbón vestido: este carbón no se manifiesta en el exterior por lo que el aspecto de la planta es normal. Pero en el interior el grano esta lleno de un polvo negruzco. Para evitarlo se deben desinfectar bien las semillas.
  • La roya anaranjada: es una enfermedad específica de la avena. Puede causar daños importantes al cultivo. Para su control puede usarse el Mancozeb 40% en una dosis de 1 a 5 litros por hectárea.

Otras enfermedades también pueden hacer su aparición en los cultivos de avena pero son menos comunes como los nematodos, la roya negra, pie negro y otros. Para su control se pueden utilizar productos como Diniconazol y Etirimol.

Facebook Comments
[Total: 1    Average: 5/5]